Los habitantes de San Pedro y otros barrios inundados y los trabajadores de la Transversal 54 echando tierra y piedras a la cuneta